La Transformación Digital en las empresas es una estrategia que debe plantearse tanto a nivel interno como externo.

La transformación digital permite la eficiencia en todos los niveles de una empresa, desde la forma en que realiza su gestión comercial, como minimiza sus gastos y el servicio que presta a sus clientes internos y externos.

En el mercado se encuentran muchísimas opciones para transformar digitalmente los procesos de las compañías en los departamentos, administrativos, comerciales, de operaciones y servicio al cliente entre otros. Para elegir la mejor opción es importante estar informado y elegir a un proveedor con experiencia y respaldo.

Es recomendable asignar un presupuesto para la implementación de la digitalización de una compañía y tener claros unos objetivos de medición para ir evaluando si efectivamente esta implementación está reduciendo tiempos, minimizando procesos operativos y/o aumentando la rentabilidad de la empresa.

La implementación de la transformación digital en las empresas debe estar a cargo de toda la compañía, seleccionando unos líderes del proceso en cada área, para que sean los que velen por la adopción de las soluciones y su correcto uso.

Se debe tener en cuenta que la tecnología debe adaptarse a la empresa y no la empresa a la tecnología, es aquí donde se han generado los principales fracasos en la implementación de las soluciones, para esto se debe tener muy claro cuáles son los objetivos de la empresa y como las soluciones tecnológicas se van a adaptar a las necesidades operativas y estratégicas, contribuyendo al cumplimiento de los objetivos de la organización.

El correcto uso de los datos es una de las metas a cumplir en una organización ya que esto aporta agilidad, productividad en los procesos, ahorro de costos y toma de decisiones más certeras y a tiempo.

Toda esta implementación no debe pensarse solo al interior de la empresa y sus clientes, también se deben tener en cuenta a los proveedores, otras empresas con las que se relaciona la compañía a diario y toda la cadena de valor con la que se interactúa a nivel externo, para no afectar la forma en que estos operan con los procesos de la empresa.

 

 

Santiago Barrera.
Director de Mercadeo, Itelca SAS.
Septiembre 2019

Leave a Reply